Seguimos con el trabajo personal y en sala de los postulados, estamos llegando al final, ya casi hemos terminado de discutir y votar todos los postulados.

Y ahora estamos entrando en la elaboración de los varios documentos de esta CGXX. En ellos vamos recogiendo las muchas inquietudes que expresamos desde las distintas circunscripciones en el trabajo de preparación que realizamos todas. Son muchas las personas que están sufriendo en nuestro  mundo las consecuencias de las guerras, la persecución, el cambio climático… queremos dar respuestas significativas desde nuestro carisma reparador inspiradas también por la misericordia que muestra el Papa Francisco en gestos y palabras.

El jueves por la noche las Hermanas de la Provincia de Estados Unidos nos presentaron la pastoral universitaria que llevan adelante en varias universidades como profesoras, guías espirituales y en administración. Algunas imparten charlas en los grupos ignacianos que se llaman “Teología de barril”, encuentros en un bar de jóvenes post- universitarios que discuten temas de Teología y Justicia social.

A continuación Inmaculada Fukasawa y Gabriela Espinosa nos contaron el acompañamiento en un Centro Diocesano de Formación cristiana, confiado a nuestras hermanas en Cuba.

Con estas presentaciones terminamos el compartir de experiencias. Disfrutamos mucho contemplando lo que hacemos las Esclavas en las distintas partes del mundo.

Mañana, domingo, día 5, es un día de descanso que muchas van a aprovechar para ir a  Valladolid y recordar con cariño a la M. Pilar que vivió varios años en aquella casa.