Por la mañana, Elizabeth Kuroiwa, Ecónoma General, nos informó del Estado Económico del Instituto siguiendo este esquema: mirar el pasado con gratitud, el presente con pasión y abrazar el futuro con esperanza. A continuación se dio la palabra a las Congregadas para comentarios y preguntas.

Por la tarde Inmaculada nos presentó el proceso de discernimiento a seguir para la elección de la Superiora  General  y Asistentes, que fue aprobado por las Congregadas.

Desde este momento es tiempo de reflexión y discernimiento.