En Buenos Aires Argentina han tenido lugar unas jornadas, el 8 y 9 de mayo, de “Salud  Mental, Migrantes y Refugiados desde la perspectiva de Derechos Humanos”. Estaban organizadas por el Centro Fernando Ulloa,  en colaboración con la Organización Internacional de Migraciones (OIM) y ACNUR.  Participamos 3 esclavas.

Fueron dos días de formación, intercambio y reflexión para fortalecer y capacitar a los equipos que trabajan en temas referentes a la movilidad humana y para promover la salud mental y el bienestar psicosocial de la población a la que asisten. Nos permitieron entender mejor los contextos migratorios en temas de salud y bienestar social y los riesgos a que están expuestos en las diferentes etapas del ciclo migratorio. También recibimos información por parte de los organismos oficiales y escuchamos expresiones como;  “la migración es problema complejo”, “estamos en la mayor crisis de refugiados, cerca de 70 millones de desplazados y con tendencia creciente”. Más puntualmente nos hablaron de la situación de salud mental en Argentina, donde existe una ley de refugiados. La situación de vulnerabilidad de las poblaciones migrantes, con una larga historia, con etapas en las que se viven diferentes amenazas que van haciendo a la persona vulnerable y en riesgo de salud mental. Migrar supone adaptación, pérdidas de muchas cosas:   estudios,  proyecto de vida, cultura,  identidad entre otras. Estos duelos llevan consigo: desorientación, confusión, inestabilidad, desconfianza, aislamiento.

Fueron dos días ricos en sensibilizarnos y hacernos más conscientes que la implicación en estos temas supone complicación, para nosotros y para los propios migrantes y que el trabajo en red es algo indispensable para ayudarse.

¡Hasta nos dieron un pequeño Diploma al terminar las dos jornadas!.

Rosa maría Basterrechea, aci