Y tú…¿qué pintas?

Con este lema, todos los colegios de la Fundación Educativa ACI afrontan, por segundo año consecutivo, el trabajo sobre valor de la justicia. Y como eje vertebrador de nuestro curso hemos situado uno de los grandes problemas del siglo XXI, la movilidad humana.

Nosotros también queremos implicarnos y complicarnos… ¿cómo?

  • Queremos, por un lado, sensibilizarnos, ponernos en el lugar de las personas que se ven obligadas a dejar su tierra, porqué, ¿quién quiere dejar sus raíces, su cultura, aquello que le configura y da identidad? Queremos dejar que nuestro corazón se ensanche y sea casa de acogida.
  • Por otro lado, queremos conocer. Si, conocer las causas que provocan dicha movilidad. Destacamos tres: los conflictos bélicos, la sobreexplotación de la tierra y las estructuras sociopolíticas injustas. Conociendo podemos actuar desde lo que somos y unir nuestro esfuerzo a todas las iniciativas que tanto las personas concretas como las distintas instituciones ya están llevando a la práctica porque todos tenemos capacidad de implicarnos y de hacer algo. Solo tenemos que poner en juego todas nuestras potencialidades y unirlas a las de otros.

Nuestro lema nos invita, por un lado, a tomar conciencia de que no podemos ser indiferentes al sufrimiento del mundo y que todos y cada uno somos importantes, significativos y útiles para mejorarlo. Por otro lado, nos llama a la responsabilidad y a la reflexión sobre cómo es nuestra manera de estar en el mundo y de cómo lo que hacemos contribuye para bien o para mal.

Desde la acogida y el acompañamiento a las familias desplazadas que hay en nuestros centros, desde la oración de la mañana, desde las distintas asignaturas, desde los tiempos fuertes, iremos adentrándonos y propiciando momentos de contemplación, de reflexión.  Además, iremos desplegando una serie de acciones concretas para poner nuestro granito de arena y ser parte activa en la mejora del mundo en el que vivimos.

Charo Pérez, aci