El pasado 21 de junio con motivo del Día Mundial del refugiado, Cáritas arciprestal de Oviedo celebró su segunda vigilia interreligiosa en un precioso local cedido por el Ayuntamiento.

¿Qué pretendíamos? Provocar espacios de encuentro y oración con diferentes credos pero bajo un mismo Dios que nutre, reconforta e ilumina nuestros pasos con una única luz aunque desde diferentes perspectivas. Estábamos presentes musulmanes, comunidad saharaui, anglicanos, creyentes de la fe bahai, evangelista y católicos.

Caritas apuesta siempre por una casa común en la que se acoja, se proteja, se integre al ser humano y se promueva la vida en comunidad. Dialogar, rezar, encontrarse, mirarse a los ojos … todo es poco para testimoniar la identidad compartida, lo que nos une, lo que queremos dejar en herencia a las futuras generaciones, lo que es irrenunciable cuando de dignidad humana se trata… al final, lo que nos hace felices y hermanos de todos.

María Llano, aci

cartel VIGILIA INTERRELIGIOSA